12 consejos para trabajar en remoto durante la "nueva normalidad"


consejos para teletrabajar sitandplug oficina híbrida

Son muchas las empresas que, tras el transformador reto que ha supuesto la pandemia a nivel laboral, han visto la oportunidad de reducir costes en el alquiler de una sede y han optado por hacerse con una oficina flexible a la que acudir algunos días de la semana o donde reunirse en ocasiones puntuales, alternándolo con el trabajar en remoto de sus empleados (si tú también te lo estás planteando y necesitas ayuda, contáctanos). Sabemos que esta metamorfosis puede suponer un enorme desafío así que hemos compilado estos consejos para teletrabajar para las jornadas en que no nos toque ir a laborar a la oficina central o para quienes trabajan desde casa a tiempo completo.

El regreso al lugar de trabajo físico, con la mayoría de los empleados dividiendo por el momento su tiempo entre la oficina y el hogar, ya ha comenzado. Si bien es poco probable que volvamos al statu quo anterior a la pandemia, vislumbramos que el lugar de trabajo del futuro inminente será un modelo híbrido que fusionará el trabajo presencial y el virtual. El último estudio de la consultora PwC revela que este modelo se consolidará a partir del segundo trimestre de 2021 y todo apunta a que llega para quedarse; Salesforce, Facebook, Google y Amazon ya lo están haciendo.

1. Comunícate mucho

“Mucho nunca es demasiado” es nuestro consejo sobre la comunicación en general, especialmente en equipos multigeneracionales. Pero lo consideramos todavía más importante cuando se trabaja con un modelo híbrido o de forma remota. En otras circunstancias, tal vez nunca enviarías un correo con un simple “Ok.” para confirmar una reunión. Pero ahora que no nos topamos con nuestros compañeros por los pasillos ni podemos acercarnos a la mesa de nuestro colega a resolver una duda espontánea, mostrarnos disponibles y reactivos a cualquier mensajes es crucial.

2. Pauta nuevas expectativas

Si diriges un equipo, asegúrate de que hay claridad sobre las nuevas expectativas de productividad y comunicación mientras la empresa está teletrabajando o en los días en que se labora de forma remota en caso de que tu empresa haya adoptado un modelo de oficina híbrida. ¿Skype, enviar correos electrónicos, Teams, mensajería instantánea, Zoom, WebEx o Hangouts? Se deben establecer pautas claras sobre cómo comunicarse y qué canal emplear para cada tipo de mensaje. ¡No asumas que lo saben!

3. Establece horarios y ritmos

Al igual que el “cómo” también deben establecerse pautas sobre el “cuándo”. Al estar juntos en la misma oficina, el ritmo de trabajo es parecido para todos pero no es así cuando trabajamos por separado y con horarios distintos. ¿Quieres que la gente se comunique contigo a primera hora de la mañana? o ¿deben los trabajadores enviar una actualización diaria sobre en qué han estado trabajando? Cuanta más orientación se proporcione, menos equivocaciones se producirán y mayor fluidez habrá en los proyectos. ¡Apunta este consejo para teletrabajar si eres manager!

4. Comparte tu progreso

Como comentábamos en el primer punto, al trabajar en remoto debemos ser especialmente proactivos y alertar a nuestros compañeros sobre el progreso en los objetivos con regularidad. Se puede, por ejemplo, enviar un correo electrónico semanal listando las tareas que han ido avanzando en ese periodo o asegurarnos de mantener al día las actualizaciones en las herramientas de gestión de proyectos como Asana, Monday o Confluence. Nuestro trabajo y aportación a la empresa, inevitablemente, tiene menos visibilidad. ¡Asegúrate de no pasar desapercibido!

5. Pierde el miedo al teléfono

El correo electrónico, los mensajes de texto, la mensajería instantánea, Slack y otros canales de comunicación escritos pueden dar pie a malentendidos fácilmente. Todo dependerá de, como comentábamos en líneas anteriores, qué pautas ha establecido la empresa al respecto. Pero cuando sientas que esto está sucediendo, descuelga rápidamente el teléfono para resolver cualquier problema.

6. Mantén viva la cultura de empresa

Mantener la cultura de empresa a distancia es posible. Aunque trabajar de forma remota cambia drásticamente la forma de interactuar, ya que no todo el equipo estará junto en persona, se pueden seguir haciendo aquellas “pequeñas cosas” o actividades de team building que suelen tener lugar en la oficina. Desde el envío de un gif divertido a través de Slack hasta las charlas sobre familia o deportes que, de normal, tendrían lugar mientras os preparáis el café en la cocina, pasando por eventos a distancia como noches temáticas o juegos de trivial. Estos detalles ayudan a reducir la sensación de aislamiento que muchos pueden sentir cuando no trabajan rodeados de un equipo y refuerzan el sentimiento de pertenencia a la empresa.

7. Cultiva las relaciones interpersonales

Al trabajar en remoto o desde casa, dado que no nos toparemos con los compañeros en el ascensor o el parking, no tendremos la misma oportunidad de charlar y conectar a un nivel más personal, ¡pero es muy importante retenerlo! Tómate un tiempo diario o semanal para enviar mensajes de texto a los colegas para compartir historias extraprofesionales y, en definitiva, preguntar cómo les va. También basta con dedicar los cinco primeros minutos de un meeting a esto o a comentar de vez en cuando en un chat grupal más relajado con los compañeros.

8. Vístete como si fueras a la oficina

Este consejo para teletrabajar no incumbe tanto a quienes lo hacen desde un espacio de coworking pero interesará a quienes lo hacen desde casa: la rutina de preparación matutina juega un papel importante en la determinación de tu mentalidad para afrontar el día. Es tentador, lo sabemos, pero que no se convierta en un hábito eso de unirse a las llamadas por Zoom desde la cama en pijama. Verás tu productividad aumentada después de una ducha a primera hora y tras haberte acicalado.

9. No olvides tus reuniones “one to one”

Puedes aprovechar para tener estos breves “catch up” los días en que trabajes desde la oficina, pero no canceles tus meetings 1:1 por el mero hecho de que no puedan llevarse a cabo en persona. Un simple chat de texto, una videollamada o un hilo de mensajes de apenas dos minutos pueden hacer que los empleados se sientan más conectados

10. Toma descansos programados

Es fácil perder la noción del tiempo entre tarea y tarea así que anota este consejo para teletrabajar. Intenta configurar una alarma para levantarte y estirar las piernas cada hora, más o menos. La mayoría de oficinas flexibles y espacios de coworking tienen mobiliario ergonómico, pero si te toca trabajar desde casa, prueba a montar tu propio escritorio de pie; colocar el portátil sobre un par de libros en una estantería podría ser una buena opción. También puedes hacer algunas de las llamadas más livianas mientras paseas.

11. Protege tu tiempo y espacio

La preocupación de muchos managers es que los empleados que teletrabajan en realidad se pasan el día poniendo lavadoras y viendo Netflix en lugar de dedicarse a sus tareas laborales. Aunque esto puede pasar, más bien se suele dar el caso contrario: la gente trabaja más desde casa porque es más difícil “dejar” el trabajo. ¡Por eso hay que tener cuidado con esto y proteger nuestro tiempo! ¿Nuestro consejo para teletrabajar? Establece un horario “en la oficina” y comunícalo a tu pareja, tu familia o tus compañeros. Haz lo mismo con el espacio: crea un lugar dedicado al trabajo y si necesitas colgar un cartel de “No molestar” en la puerta del salón mientras utilizas éste de oficina satélite, ¡hazlo!

12. Tómate con calma la transición

Aclimatarte a esta nueva forma de trabajar requerirá algo de tiempo. Puede que experimentes soledad, frustración o desmotivación al principio. Son muchos de los síntomas que confiesan padecer aquellos que trabajan desde casa a tiempo completo. Es por eso que en sitandplug abogamos altamente por la adopción de un modelo de trabajo híbrido que combine el teletrabajo con la presencialidad en una oficina flexible en su lugar. Trata de ser amable contigo mismo, de concederte tiempo para ajustarte a esta nueva dinámica laboral y, sobre todo, no dudes en solicitar ayuda o apoyo a tu equipo o manager.