Beneficios de los Coworking / Oficinas Flexibles

5 beneficios de los coworking


beneficios coworking barcelona oficina compartida techos altos gente trabajando en ordenador sobre mesa de madera

Las oficinas flexibles o coworking están diseñadas para ser tan dinámicas como las personas que las utilizan. Ofrecen tal flexibilidad y servicios de valor añadido que, a simple vista, no se parecen a una oficina tradicional. Y es que son varias las diferencias con un lugar de trabajo al uso. 

Podríamos crear un listado interminable sobre los beneficios del coworking pero en sitandplug lo que nos mueve es hacerte la vida más fácil (empezando por la búsqueda de tu oficina ideal). Por eso hemos compilado bajo estas líneas las cinco ventajas clave de trabajar en un espacio flexible. Lo decimos nosotros y lo avalan los últimos estudios y hallazgos del sector.

1. ¡Ganarás más!

Puede sonar a cliché, pero nada más lejos de la realidad. El 74% de los encuestados en la última “Global Coworking Survey” reconoce haber cerrado al menos un acuerdo con otros miembros. La mitad asegura tener más ingresos desde que trabaja en un coworking. A más interacciones, más oportunidades de proyecto y, por ende, más ganancias; ¡matemática pura!

2. Mayor productividad

Te despiertas por la mañana con la determinación de acabar el proyecto que tenías planeado. Desayunas, enciendes el ordenador y, de repente, te llama tu pareja para escoger el próximo destino de vacaciones, tu vecino decide poner la música a tope y un comercial llama a tu puerta. Al final te dan las 12:00 sin haber tachado nada de tu lista de quehaceres. 

¿Te resulta familiar? Pues bien, a un coworking se va a trabajar y así lo entienden los “coworkers” que, al igual que tú y aunque siempre hay espacio para socializar, buscan un lugar en el que concentrarse. De hecho, y de nuevo refiriéndonos a la encuesta anterior, un 68% afirma ser más productivo trabajando en una oficina compartida que desde casa. ¡Otro de los beneficios del coworking!

3. Adiós a la soledad

Volvemos a hablar de ganancias, pero en esta ocasión van mucho más allá de los números. Ya comentábamos la alta tasa de interacción entre aquellos que comparten o coinciden en un coworking, favoreciendo así el intercambio de ideas y conocimiento. Aparte del impacto que esto pueda tener a nivel profesional, teniendo en cuenta que un coworker se relaciona con una media de 5 personas al día, destacan desde Deskmag, el sentimiento de pertenencia a una comunidad conforma un gran componente personal y emocional; ¡compartir es vivir!

Además, alucinarás con la cantidad de charlas, cursos, talleres y actividades deportivas (cervezas afterwork también) que tienen lugar en los distintos coworking de tu ciudad. Estos eventos son de gran utilidad, además, para hacer networking y ampliar tu red de contactos.

4. Separa lo personal

Los beneficios del coworking también pueden favorecer nuestra saludNo separar lo personal de lo profesional o no lograr la conciliación familiar puede causar depresión, sobrepeso derivado y tristeza crónica. Un análisis reciente reporta que el 42% de quienes trabajan desde casa tiene problemas de sueño y se despiertan varias veces por la noche, frente al 29% de aquellos que trabajan fuera de casa. 

El estrés laboral aumenta en un 50% el riesgo de enfermedad cardíaca así que como dice el refranero popular: “¡mejor prevenir que curar!”. No por nada se prevé que los espacios de coworking representen en 2030 un 30% del total de oficinas en nuestro país.

5. Ser más feliz

¿No os pasa que aquellos días en los que cumplís vuestros objetivos y además habéis estado charlando un rato con amigos o compañeros llegáis a casa más contentos? A nosotros sí nos sucede. ¿Y si tras decidir trabajar desde un coworking te sientes más feliz? Sobre esta materia no tenemos estudios, pero lo que sabemos seguro es que por probar no pasa nada. Y si además el primer día es gratis, entonces, ¿por qué no? Si te animas, contáctanos.